Post populares

Creado por : El joven inversor miércoles, 18 de febrero de 2015

Anteriormente he querido simplemente mostrar porque es necesario ahorrar, y porque debemos invertir (para vencer a la inflación). En las próximas entradas quiero hablar de ciertos hábitos que hay que coger para ahorrar de manera efectiva.

Lo primero de todo es saber en qué nos gastamos el dinero, y de donde ingresamos el dinero, parece una cosa evidente, pero si no llevas una contabilidad domestica en un Excel… te sorprenderás cuando empieces a llevarla. La idea es ver qué capacidad de ahorro real tenemos puesto que sin ahorro no se puede invertir. Deberemos separar e identificar gastos e ingresos ordinarios como puede ser el ingreso de la nomina o el pago del gimnasio, y los extraordinarios como una avería en el coche. También hay que meter distintas partidas anuales como pueden ser seguro del coche o vacaciones divididas en 12 pagos.

Viendo estos gastos e ingresos fijos podremos ver cuál es la cantidad de ahorro real que disponemos. Si vamos muy justos que suele pasar…. Pues hay un problema que hay que solucionar o con mayores ingresos o con menos gastos, porque estás viviendo “por encima de tus posibilidades” si tienes una avería de 2000€ en el coche que usas para trabajar pero tan solo eres capaz de ahorrar 50 € al mes… estarás 40 meses (3 años y 4 meses) para pagar esa avería, si encima no tienes dinero ahorrado pedirás un préstamo (¡¡error!!) y además pagaras intereses, una ruina. Por ello siempre debemos tener un fondo contra imprevistos, para evitar pedir préstamos y pagar intereses.

Imaginemos que disponemos tras hacer estas cuentas unos ahorros mensuales de 1000€, perfecto 1000€ para bolsa!! Eso es un error, probablemente tengamos en el corto plazo la idea de comprarnos un piso o pagarnos un máster, deberemos ver cuánto de este dinero queremos dedicar a ahorrar para pagar un piso en el futuro, cuanto para imprevistos y cuanto para invertir en bolsa. Cuanto dedicaremos a bolsa ya lo analizaremos en el futuro, de momento en nuestro caso práctico si en 3 años queremos hacer un máster que vale 10000€ necesitaremos ahorrar cada mes unos 280€ esto lo añadiremos en la partida de gastos (aunque realmente no sea un gasto) de los 720€ disponibles ya veremos en el futuro como repartirlos entre renta fija y renta variable.


La idea es tener una hoja de datos donde tengamos nuestras cuentas, y futuros gastos en el corto plazo (menos de 5 años) como un máster o como un coche nuevo ir apartando dinero todos los meses para, llegado el momento, tener el dinero ahorrado y no tener que pedir al banco un crédito y pagar intereses.

Dejar un comentario

Subscribirse a posts | Subscribirse a comentarios