Post populares

Creado por : El joven inversor martes, 7 de abril de 2015

Si anteriormente hemos decidido que empresas queríamos tener en nuestra cartera, llega el momento de decidir a qué precio comprar, y ese precio lo marca el análisis técnico.

El análisis técnico se basa en olvidarse completamente de que empresa analizas, analizas solo sus cotizaciones pasadas para averiguar las futuras. Es el análisis por excelencia en el corto plazo, el que usan brokers profesionales, y el que se lee a menudo en periódicos de economía.

La idea muy básica es encontrar cuando una acción deja de bajar (soporte) y cuando esa misma acción dejara de subir (resistencia). De tal modo que la gente compra en soportes (barato) y vende en resistencias (caro). Esto sería perfecto si siempre se cumpliese pero a veces ocurre que se rompen soportes o resistencias, es decir que si compramos en un valor soporte la acción sigue bajando y si vendemos en una resistencia la acción sigue subiendo.

Los soportes y resistencias son móviles, nunca exactos por tanto es difícil acertar en ellos, y un valor tiene varias resistencias y soportes según sus cotizaciones pasadas. Existen soportes y resistencias “más fuertes” porque al valor le cuesta romperlas más.

Esto sería una descripción rápida del análisis técnico. En una estrategia de inversión a largo plazo se debería comprar en soportes y nunca vender. Explico por qué con un ejemplo práctico:

En su día yo decidí comprar BME a 18,73€ la acción en ese momento una resistencia estaba entorno los 21/22 € (si la memoria no me falla). Estuvo mucho tiempo de manera lateral, de tal modo que comprar la acción a 19 y venderla a 21 era un buen negocio. Llego un día que rompió la resistencia, y desde entonces ha ido rompiendo resistencias una tras otra, cotiza a 42 € y está en una fase llamada “subida libre”. Durante este tiempo además he ido recibiendo dividendo. Si vendes y te pierdes una gran subida, acabaras comprando más caro, y estas grandes subidas son las que hacen realmente rentable a la bolsa.

Para acabar el post me gustaría recalcar la importancia de comprar cerca de soportes pero no en el soporte. Lo hare con un caso práctico:

A principios de este año quería comprar Mapfre calcule que tenía una resistencia en 2,60/2,65 y puse orden de compra a 2,70. Mapfre bajo hasta las 2,73 la orden de compra no entro Mapfre cotiza ahora entorno a 3,50 revalorización entorno al 26% y raro que vuelva a bajar a 2,75. Por suerte si me entro orden de compra en BBVA por 7,50 cotizando a 9,72 actualmente y revalorización un pelín superior a la de Mapfre.


El análisis técnico es útil para indicar que momento comprar, pero es mucho más importante para nuestra estrategia el fundamental. Con una buena diversificación temporal no es necesario este análisis pero eso será otro asunto a tratar.

Dejar un comentario

Subscribirse a posts | Subscribirse a comentarios